jueves, 21 de agosto de 2008

Rolando Revagliatti: 4 más nuevos



Vehículo público en movimiento

La dejé a mi rodilla
en contacto con tu vello púbico
El resto de vos, aparentemente
no estaba conmigo sino
con otro tipo:
apuesto, joven, aunque
no distinguido como yo
por el especialísimo contacto

En el sueño vos eras Salma Hayek
el otro tipo era cualquiera
un extra, un entretenimiento
con el que te abrazabas
Mi rodilla era la derecha
y lo más importante:
quien hacía de mí
era yo

En ese antiguo colectivo porteño
circulando en la noche por Barracas al Sur
vos no estabas desnuda
no lo estaba nadie, ningún pasajero
ni el chofér

Exceptuando a los beneficiados:
esa rodilla mía
y tu pubis.





Todos me envidian en tus sueños

En mis sueños
nunca es otro más que yo
el boludo
En los tuyos
siempre soy el más beneficiado

En mis sueños
pocas veces te tengo sólo para mí
En los tuyos
con frecuencia
estás conmigo

En mis sueños
caí como un chorlito
(como sea que los chorlitos caigan)
En los tuyos
soy un titán feliz, feliz, feliz.



Aprovechémonos

"Te querré hasta la muerte"
que habré de provocarte

Aprovechemos
la semanita que te queda
para disfrutar de nuestro amor.




Notas: Dios

¿Notas Dios?
¿En el aire, en el sueño
en la comida?

Dios da que hablar

Muy omni
cuando no quiebra
(fraudulenta)

Quita y da
sin melancolía

(¡Infames!:
no lava, Dios, dinero)

Dios
(que para eso está donde está
llegó a lo que llegó
y es lo que es)
te perdone

Dios no pasa de moda
(afinando la lapicera
ni Dios ni ¡oh, Dios!
pasan de moda)

Da que escribir
también
Dios.



Rolando Revagliatti
revadans@yahoo.com.ar
http://www.revagliatti.com.ar/
http://apalabrado.blogspot.com/2008/08/rolando-revagliatti-por-mara-garca.html
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/sanchez_zinny_fernando/index.htm
http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/revagliatti/bouke.htm




Video diseñado y realizado por Mirta Dans con imágenes y música a partir detextos del poemario "De mi mayor estigma (si mal no me equivoco)" de

Rolando Revagliatti, recitados por su autor en 1995:

4 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Los cuatro Rolando, impecables, el de Dios capítulos aparte. El libro tengo suerte de tenerlo, Un abrazo. Mercedes

Marta Pizzo dijo...

Hola Rolando! Me gustaron mucho las palabras que elegiste y la combinación que hiciste con ellas. Saludos
Marta Pizzo www.puertopalabras.blogspot.com

Avesdelcielo dijo...

Los poemas de R.R. son pasaportes a un mundo sin convencionalismos, de fantasía provocativa y ahora con un Dios que entre otras cosas, da para escribir.
Bravo, Rolando.
MARITA RAGOZZA

Anónimo dijo...

BELLEZA PLENA

a Marco da Silva



Intocada y bárbara belleza. Luz de luna

Sacrifícial y sangre en los colmillos

Del hombre que aún es leopardo. Y el

Poeta un venado que pasta torpemente cuando

Ya la posesión es sangre y la carne gramilla

Entre los dientes marfilinios del dios del sacrificio.



Pues sacrificio es Eros. Y un no domesticado dios

De belleza inaudita que ignora los sonidos de

La lira toma de este rapsoda la luz primera

0 el alba que si misma se nace – y lo devora

Como el jaguar devora al cervatillo. Y no hay dolor

En este sacrificio tan hondo como la muerte

Que completa la vida: el rapsoda ya es el:

Trasmutado que fue de los cantos al sinuoso

Mundo que subyace en la pulsión de vida

Que es sangre y carne y hostia de la tierra.



¿Pues de de donde escapaste Marco da Silva

Hombre y jaguar – dios del ras de la tierra tan bello

Como las alboradas que pare en sol cuando escondido

Esperas a tu madre la luna? Ninguna belleza

Tan áspera y tan brutal, tan indomesticada como

La tuya Marco? Tu boca cual pila bautismal salva

Al poeta de la mera grafía y lo trasporta al grito

Del primer nacimiento. Mientras devoras

Lo que soy renazco y soy el poeta que ruge

En la indómita alba tan lustral como el tiempo

Que se espacia y soy cuerpo y laberinto y senda



Tu intocada belleza brutal como las auras esta aquí

Para decirme que el origen repite la semilla

Y que el alba es la primera alba. Pues todo se refunda

Eternamente en el Eros que sangra entre tus dientes

Y renace en el primer poema que es este que escribo ahora

Como si fuera el último y primero.



( Poema dedicado a mi amigo Benoit Pivert)