domingo, 3 de agosto de 2008

Juan Ricardo Sagardía: Egolatría y Afrodita


EGOLATRÍA



El fuego de tus atributos atrae crepúsculos y finales

me vivifican y matan luego de cada luz,

busco con ligereza las inminentes noches,

daño que me provoca no verte durante la luz.



Ligamiento que me ata a tu cuello de útero,

Curas mi necesidad y mi incertidumbre,

cuando tropiezo con mis temores,

eres sol que indagaba y resucita esplendores

con el sabor de tu alma.



Paladar de río y me lleno y te lleno en mí,

que descarriado a veces ando pues soy

una vertiente de fuego que pierde niveles

y se introduce en lo profundo de tu médula

sumisa a mi deseo, dándome tu fuerza sin mancilla.



Pruebas ardiente tu pócima liquida,

humedeces el deseo de mis profundidades,

comunicación y exilio hay en ti,

las sábanas arden con solo verte color claro

como Eva en mis ojos apasionados.



Fuiste extranjera alguna vez en mi cuerpo

hoy eres mi reino, mi mundo y mi egolatría.






AFRODITA



Extraño esa isla de tu piel

llena de volcanes nocturnos.



Nada es, sin tu sombra,

te convertiste en la fuente

que alimenta mi naturaleza.



Alas en mi espíritu,

buscan alcanzar tu génesis

y volverse el anhelo de tu devoción.



Excitable arroyo juvenil,

amo beber tus antiguas inocencias,

te hurgaré hasta recrearte

en el centro de mi habitación…



Aquellas confusiones

de espasmos anónimos

noches de imágenes secretas,

con el sabor de mis manos,



Las siento como enfermedad,

Esa que curó tu amor

Con el roce de tu cuerpo

en mi centro genital.



Afrodita eres mi eternidad

en este mundo etéreo.






Juan Ricardo Sagardía
SANTOAMOR
santoamor2005@yahoo.com.ar