domingo, 2 de noviembre de 2008

"Una vida de tango": Teatro y tango en la misma función

Imagen: plateas del viejo gasómetro


En el volante de publicidad se anuncia como "¡Teatro y Tango en la misma función!". Nunca tan acertado concepto para la presentación de una obra de las características de "Una vida de tango", que su autor y director, Ernesto Pierro, ha sabido plasmar de una manera original y a la vez inteligente en casi dos horas de espectáculo sin desperdicio. Es que el autor logra en esta puesta en escena lo que se ha propuesto, el "confieso que he vivido" en las décadas que van del 50 hasta el comienzo de este milenio de esa generación que hoy anda por los 50 o 60 años de edad, y lo hace de una manera tan ingeniosa que hasta se podría incluir esta pieza teatral en una verdadera reseña histórica de la Argentina que nos tocó vivir. Desde la mirada transparente de un pibe de barrio, nacido en la década del cincuenta, hace viajar al espectador por las distintas vicisitudes de la Argentina del último medio siglo. Un minucioso trabajo en la selección de los tangos que ilustran cada una de las situaciones que se van desencadenando. Desde Gardel hasta Eladia Blázquez sin olvidar a Manzi incluyendo además a los nuevos tangos, de los cuales Pierro también es letrista, hace que la música sea testigo también de todo ese tiempo vivido. Pero eso no es todo: la actuación es además preponderante. Tanto Victorio Crimi (el hilo conductor que nos toma de la mano para llevarnos a recorrer la historia) como Patricia Martínez y Hugo Araujo (protagonistas y cantantes de esta "vida de tango") nos conmueven y emocionan a través de sus talentos. Es notable la pasión y la entrega con que se han jugado para poner en escena. Excepcional también Hernán Detinis que acompaña con su guitarra en vivo cada tema transformando a ésta en una orquesta típica sin la necesidad de recurrir a efectos sonoros que la tecnología hoy en día nos tiene tan acostumbrados. "Una vida de tango" es entonces un invalorable exponente de lo que se puede producir sin estridencias ni enceguecedoras luces de neón. Con simpleza y mucho amor, con memoria y respeto, y con la esperanza de que todavía se puede trabajar con humildad, a pulmón y trascender.
Me permito declarar a esta obra de interés cultural, de necesidad y urgencia.

Aníbal Jorge Sciorra

sciorra52@gmail.com

"Una vida de tango" se estrenó el domingo 2 de noviembre en la "Asociación Luz del Porvenir", Dupuy 1135, Barrio de Floresta, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Próximamente se presentará en la localidad de Caseros, Provincia de Buenos Aires.

1 comentario:

mercedes sáenz dijo...

Me importó lo que dijiste, me gustó el escrito, me impactó la imágen. Un abrazo. Merci