miércoles, 30 de julio de 2008

Marta Millicay: De Julio para Agosto

Si bien el homenaje a nuestra amada Pacha Mama es el 1º de agosto, les hacemos una propuesta para que comencemos ahora en julio a prepararnos para ese día tan especial.
Nosotros proponemos: que hoy mismo se consigan una botella de aguardiente, caña o grapa y le introduzcan una ramita de Ruda fresca o si no tienen, consigan en una herboristería un puñado de ruda seca.
Y el primero de agosto, apenas amanezca, beban en ayunas una copita de esa bebida, para agradecer tantos beneficios recibidos y sumarse a la plegaria que hacemos en toda América para homenajear y comprometernos a preservar a Nuestra madre Naturaleza.

Tributo a la Madre Tierra
El primero de agosto los pueblos de América realizan un milenario homenaje a la Madre Naturaleza.
Popularmente sólo se la vincula a la tierra,
aunque en realidad en la Pacha mama se venera a toda la naturaleza.
Pacha significa espacio y tiempo; la tierra que habitamos y el tiempo que transcurre, necesario para el cultivo y para la vida.
La veneración de la Pacha Mama entre los pueblos andinos, tiene origen mítico en la ciudad de Tiwanaku, centro de la cultura preincaica Tiwanakota entre los siglos VI y IX d.C., los incas ahí asentados continuaron con el culto que luego se extendió a toda la región.
En la ceremonia de la Pacha mama se le pide "permiso" a la naturaleza para iniciar los cultivos. Para ello se la venera en sus tres estadios, Janaj-Pacha (espacio cósmico), Kay-Pacha (suelo) y Ukhu-Pacha (centro de la tierra).
Como agosto en nuestras pampas es un mes de vientos bravos y fríos intensos, ellos también preparaban el cuerpo para hacerle frente a esas inclemencias.
En cada región se emplearon las bebidas de uso corriente: el aguardiente, la caña y nuestros gringos la grapa.
En un momento en que nuestra madre Tierra sufre tantas agresiones, se taaln masivamente los bosques, se destruye el equilibrio natural, se contamina despiadadamente, creemos importante recuperar este primero de agosto el saludo a nuestra madre, que nos provee el sustento, que nos cobija y permite la continuidad de la vida.
Y así el 1º de agosto rendirle tributo de agradecimiento y desagravio.

Marta Millicay
mishqui@speedy.com.ar

2 comentarios:

muchadela torre dijo...

Te felicito por estar en La máquina de escribir.
Abrazos sin conocerter

mi despertar dijo...

Bueno te invito a mi rincón