domingo, 27 de julio de 2008

Norton Contreras Robledo: Cantos en tiempos de amor y de guerra











Amigos y amigas: comparto el trabajo de Norton Contreras Robledo, un amigo poeta chileno y necesario, que vive actualmente en Malmö.
Espero lo disfruten y tengan un ratito para enviarle un mensaje.
Abrazo,
Marta Pizzo.



Cantos en tiempos de amor y de guerra
(Extractos del poemario)


En estos tiempos revueltos, en que los medios de comunicación tergiversan las verdades, enajenan las conciencias según sus intereses.
Levantamos las palabras y revindicamos la poesía, liberamos los versos como un canto, como un grito.
Un arma de lucha presente y futura.

Diseño cubierta: Sandra Cavagnaro



Tabúes, mitos, leyendas



Quisiera ser mago,

alquimista,

unir las letras milenarias,

organizar, construir

laberintos

en espacios de..

cosas vacías, sin sentido

de valores de hojarascas,

Al principio solo era el verbo

trajo la luz,

las palabras mueven la vida

son las ruedas de la historia.

Siempre que mires con una

doble mirada.

Cuando los tabúes,

mitos,

leyendas,

cuentos

mentiras

cubren los ojos.

Quedas prisionero en las palabras.



Un Amor

Un amor me dejó tres heridas.

Es de corazón ardiente,

el alma en calma.

Puede ser corazón frío e indiferente,

tormenta en los mares de su alma,

cambiante

imprevisible.

Es psicóloga de vocación

con actitudes y alma gitana.

Antes de marcharse para siempre

me dejó mi perfil psicológico,

insultos y maldiciones de por vida.



La Porfiada



Ella fue la mas insistente de las mujeres

que he conocido.

Le cerré la puerta de mi espacio azul...

apareció por la ventana,

me asomé y ahí estaba ella.

La miré sorprendido

no podía creérmelo,

vaya mujer!! .

En mi ayuda vinieron todos los

adjetivos que sé,

los que no conocía me los inventé...

Insistente!

Persistente!

apremiante!

constante!

perseverante!.

Todos los arrojé, los lancé

se los eché a la cara,

al mismo tiempo que cerraba puertas y ventanas.

Pero Lola es como es..

es todo esos adjetivos y mucho mas...

es la pies ligeros,

es la maga.

la alquimista de letras y palabras.

Lola es mi heroína que acude salvarme y

hace que las heridas duelan menos .

La mujer con actitud de ave migratoria,

el corazón en calma, el alma libertaria..

La vida vestida de primavera,

la diosa coronada de los sueños.

Es un poema , una canción,

un libro viajero en vuelo estelares.

Debe se ser por todo eso y..

mucho mas que cuando sentí

ruidos en el techo,

ya la percibía, la presentía.

Me incliné y asomé por la chimenea,

escuché la voz, el grito que venía desde

el cielo de su existencia;

soy yo, el destino te ha traído a mí vera!.

Yo la miré a través de la chimenea

con los ojos desorbitados ante mi propio asombro,

al mismo tiempo que le gritaba con toda mi alma,

porfiadaaa!!.

Después me puse de pie,

abrí puertas y ventanas.



La noche viene sembrando estrellas

I



La noche viene sembrando estrellas

en el firmamento.

A través de los ventanales de la terraza,

la soledad traspasa los espacios y se sienta a mi lado.

Mientras fumo, la veo en la penumbra

extendiendo sus tentáculos,

los veos proyectarse hacia mi,

noto como aprietan con fuerza.

Desde la calle me llegan las voces de la

gentes en su ir y venir

caminado por la rutina cotidiana.

Veo a mi vecino que después de

una larga jornada viene cansado.

Camina arrastrando los pasos

mirando hacia el suelo

como quien busca sus huellas,

los pasos perdidos…

esos que se quedaron escondidos…

en un rincón de cualquier lugar

esos que se perdieron en los laberintos

de la vida.

Las hojas del calendario

han caído cientos de veces.

Él sigue soñando.



II

La noche viene sembrando estrellas en el firmamento,

revisando los sueños, designando a quienes soñarán,

quienes recordarán los sueños,

a los que tendrán solo un vago y tenue

recuerdo de ellos,

a los que creerán que soñaron.

La noche no sabe que

hay quienes despiertos

viven en los sueños eternos de la vida.



En un rincón del salón

Versos inconclusos

salen del estudio

van en pos de los acordes de jazz

que llegan del salón de visitas.

Me asomo y veo a Miles Davis,

me hace un guiño,

interpreta con toda el alma

Seven Steps To Haven.

En un rincón apartado veo a

John Coltrane que lo acompaña,

Vislumbro los versos fugitivos

llevando el ritmo con los puntos

suspensivos.





Desvelo

María angélica en otoño

En la penumbra de la madrugada,
desvelado y obsesionado por ti ,

imagino en la oscuridad el reflejo de tu esencia.
Me susurra al oído, promesas.

palabras de amor,
palabras de pasión y de deseo infinito.
Es entonces que siento todo tu ser
en mi alma en mi cuerpo, a flor de piel.
Me desvelo por ti,
siento que me muero por ti,
me inmolo en el fuego de las sábanas,
en el calor de la pasión
del amor infinito.
Desde el rincón de los recuerdos
tú me envías un abrazo de fuego.



En los campos elíseos

Sentado y pensativo. En los campos Elíseos.

París me parece triste y melancólico.

Los momentos son los recuerdos de ti

que pasan por mi lado

dejándome la evidencia de tu ausencia,

la ilusión y la esperanza de

que a la distancia…

estas ahí en tu presencia.

Lejana.

Permanente.

Eterna.









Ven a la ciudad nena

(Argentina, Mendoza, 1977)



Cuando caminas por las calles de la ciudad,
los hombres se detienen a tu paso,
algunos fingen no verte,
pasan de largo por tu lado,
pero te siguen con la mirada.
Así es que péinate
el cabello tesoro,
píntate los labios,
ponte bonita.
Ándate a la ciudad...
anda a pasear a caminar
por sus calles.
¡Eso! ...así cariño...regálale
a esta ciudad

Tu esencia de mujer.

Eso!...así, camina así Nena
marcando el sonido,
el ritmo y la candencia
de tus pasos
con los tacos de tus
zapatos rojos.
¡Anda Mujer!...
vente al centro de la ciudad
al medio de la vida.
Las calles de la ciudad
te esperan...
te quieren te desean
te necesitan.

Por eso Nena sensual,
ponte ese traje negro
ceñido al cuerpo,
esos zapatos rojos.
¡Vente a la ciudad!...
ven a darle tu sonrisa,

la candencia...

el ritmo..

de tu andar.

Sus calles......
sus parques..

sus plazas

sus hombres…
te tendrán en los sueños.






Palabras libres

I

Cuando las palabras

son censuradas,

quedan clandestinas

en cualquier lugar,

en cualquier espacio.

Esperando, aguardando,

activando, organizando,

despertando conciencias

para un nuevo día,

una nueva historia.

En la que los de abajo,

los marginados,

escribirán las páginas futuras.

Las palabras van reconstruyendo

los momentos, gestos, actos,

de poetas trasnochados.

abrazados al humo del tabaco,

aferrados a la inspiración

que viene y va.

Náufragos en la mar del amor y desamor,

sedientos de vino deslizándose

por sus gargantas,

adormeciendo sueños e ilusiones,

mientras las luces de la madrugada

iluminan sus recuerdos cercanos,

quizás lejanos,

pero siempre a su lado

para recordarle que

el tiempo presente

es el capítulo inacabado

del pasado

y el preludio impreciso

del futuro.

Las palabras que aún

no se han dicho,

serán las que se dirán un día.

Estarán en las voces de los

poetas, cantantes,

escritores, artistas.

En las de las gentes

que se organizan,

luchan con la ilusión,

la certeza.

De que un mundo

mejor es posible.



II

Mientras haya vida,

estarán las palabras

en los parques, en los susurros

de los enamorados.

En los bancos de las plazas

donde los cesantes maldicen

su suerte y al destino,

y los pensionados calientan

sus cuerpos al sol,

mientras comentan que el dinero

no les alcanza para vivir

y que el tiempo pasado fue mejor.

Las palabras mil veces dichas,

escritas, pronunciadas,

son las semillas en la arena,

montañas, océanos,

campos y ciudades.

Nacen cada día, cada mañana.

Van hacia la vida,

hacia las gentes.

Como la luz al día.

Como el espacio al tiempo.


Poemario creado a través del tiempo y el espacio en; Valparaíso, Mendoza, Malmö, Barcelona, París.
El proyecto de poemario Cantos en tiempos de amor y de guerra está terminado y en preparación para ser publicado en Agosto.
Nota: pueden ver la presentación de la obra en: http://www.belgeuse.org/ . En Otra Dimensión Editores.
robledo2008@hotmail.com
Primera edición: agosto de 2008
© Norton Contreras Robledo
© Belgeuse, S. L. (Grupo Editorial)
Editado por:
Otra Dimensión Editores
(Belgeuse Grupo Editorial).
C/ Alberto Aguilera, 35 – 2º Centro. 28015 Madrid.
TEL: +34 91 548 93 53; info@belgeuse.org ; http://www.belgeuse.org/
Diseño cubierta: Sandra Cavagnaro
Foto del autor en contraportada: Michel González Contreras
ISBN: 978-84-936170-8-0
Depósito Legal:
Printed by Publidisa
Impreso en España – Printed in Spain