domingo, 6 de julio de 2008

Sergio Simpson: No me apetece






Sergio Simpson

El espacio que me abrió la sangre; el perfil milimetrado que estereotipa el mensaje; pulir la figura para su reverencia; exhalar aromas que elevan al ente; saciarme de manjares que convulsionan fantasmas; vivir entre obstáculos que me despojan lo íntimo; en bases endebles apoyar mis angustias; crear traumas engendrando ilusiones; soportar exabruptos que alteren mis nervios; para ahuyentar mis penas manipular pasiones; presentar la conducta de un ser imponente; restregar mi rostro en la barriada o escoriar mi piel en la séptica cercana; tener deudas con el tiempo; desafiar al viento de la madrugada; escindir el cuerpo del cerebro; escrutar los motivos de la humanidad; vaciar mi escroto en una melosa cualquiera; arrancar alaridos a la pasión de un mortal; saborear la victoria sobre un oponente precoz; minimizar a un majestuoso señor; en un lujoso salón emborracharme de noche; mandar servidumbre que atienda mi forma; ostentar un nombre levantado lujuria; abortar el ácrata que me propongo perfeccionar, cicatear esfuerzos para el retiro feraz; huir de mí mismo en un ágape absurdo; reprimir mis ansias con máscaras floridas, las lágrimas ardientes que reviven mi fuerza o el ciclo insistente de crisis aguda; aceptar el destino de convivir con la culpa; obviar las moléculas de mis sentidos y la arrogancia de mi libertad; la memoria cohibir a los fulgores del presente; censurar mi senda para satisfacer al público...


Mayo 1990
Matagalpa, Nicaragua
Sergio Simpson
Director
Centro de comunicación y estudios sociales (CESOS)
Managua y Matagalpa, Nicaragua.
http://sergiosimpson.ysublog.com/

2 comentarios:

muchadela torre dijo...

Me ha encantado el texto.Te dejo mi blog...Abrazos sin conocerte, conociéndote

Avesdelcielo dijo...

Un ritmo vertiginoso con verdades dolorosas. Muy bueno.
MARITA RAGOZZA