domingo, 13 de julio de 2008

Gabriela Abeal: En prosa


Memorias II

Que traigan al médico para que me refuerce las venas, no circula la savia, no alimenta a la célula. Traigan al cirujano, que opere las circunstancias y construya el atajo que alumbre a las arterias, que me regrese a la vida y no a este andar donde la vista se fija en la desgracia y carece de movimiento ante el peso de las penas.

No diré más verbos dignos para gritarte estar tarde, que dejes el diario y que por favor apagues la tele. Necesito con urgencia que atiendas mi inapetencia, que le des luz a los ojos y un caldo caliente a los dedos que parecen viejos huesos en el fondo de un ropero.

Una varita mágica para hacer desaparecer el tiempo, los meses se descarrilan, las horas son sanguinarias, los minutos cuchillas y los segundos insectos.

10 de Julio de 2008



Spaventare


Deambulo de la cama al comedor como mariposa nocturna y quedo adherida a los recuerdos que brotan de las baldosas.

Vago por los bordes de cada habitación, las paredes se impregnan y los cuadros lloran.

Las luces se visten de negro, aparecen las sombras que se hacen trenza en mi cabello y raíz en la memoria.

Deambulo por los tejados como fantasma perdido, no puedo atravesar las medianeras, los jardines se secan y los espejos me asustan.


12 de Julio de 2008

Gabriela Abeal
mgabi7@hotmail.com

4 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Memorias II y Spavantare dos textos personalísimos Gabriela. Muy bellos y con ritmo que obliga placenteramente a una segunda lectura. Me encantaron. Un abrazo, Mercedes Sáenz

Anónimo dijo...

GABRIELA, ES PROSA, PERO POÉTICA Y MUY BELLA. UN ABRAZO DE


SILVIA LOUSTAU

Gabriela dijo...

Gracias, Mercedes y Silvia por sus comentarios hacia mi intento en prosa..

Saludos

Gabriela Abeal

Avesdelcielo dijo...

¿Quién dijo que sólo en los poemas hay poesía?
Profundos y luminosos los textos, felicitaciones.
MARITA RAGOZZA