domingo, 13 de diciembre de 2009

Rolando Revagliatti



Se mató la voz

Se mató la voz
se mató la voz que volaba
arribará a las tinieblas

sembrará
esparcirá.



Brisa

Brisa
nos
mueve
a
señalar
que
somos
una

hoja.




No me hace preguntas

No me hace preguntas mi casa
lo sabe todo
todo lo sintió

Si no es inquisitiva es por su forma
de saber y de sentir

No me humilla
nunca
ni me compadece
ni me juzga

También así
es mi cama.




No remonta

Hay la mucha paranoia que la envidia
embaraza en el aire
¡Ay, la mucha paranoia!

Hay la mucha envidia embarazada
por la paranoia en el aire

El aire los cría y encima
los amontona.




Albañilería

Construyo
durmiendo
sólidas paredes
con rajaduras
a través de las cuales
me espían.




Vivir con

Mara se negó a vivir con Albert
Albert se negó a vivir con Geraldine
Geraldine se negó a seguir viviendo con Enrique
Enrique se negó a vivir con Ireneo
Ireneo se negó a vivir con sus hijos
Los hijos de Ireneo se negaron a vivir con la madre de Ireneo
La madre de Ireneo se negó a seguir viviendo con su marido
El marido de la madre de Ireneo se negó a vivir con Elvira o con Amelia
Amelia y Elvira se fueron a vivir juntas
pero negándose a vivir también
con la prima de Elvira, Clarisa
Clarisa se negó a volver a vivir con Rogelio
Rogelio se negó a vivir en el remordimiento
de haberse negado siempre a vivir con Ofelia
y ahora espera que en tiempo y forma
la pólvora activada en ese grosero
collar que rodea su cuello
lo explote en el aire.


Rolando Revagliatti
De "Propaga"