sábado, 28 de junio de 2008

Stella Maris Taboro: Cómo hacer una mermelada



Cómo hacer una mermelada


Cuando sepas
que ellas se llenaron
de lágrimas teñidas de oro,
cuando el frío
ya las azucaró muy bien,
entonces tomarás en tus manos
a esas esferas tan poceadas
como la luna
y enamorada como ella
entregada a la noche,
empezará la metamorfosis.
Una torre de fetas
como peces sumergiéndose muy hondo,
en un mar de azúcar dormirá,
una sola noche, esos sí...
sólo una noche ,
como un amante fugaz.
Y vendrá clareando el día,
con el gallo anunciador,
con el chillido de gorriones,
con la luz intrusa en tu ventana,
y justo en esos momentos
locamente apasionadas
esperarán para entregarse
al fuego del amor ,
hasta llenar de aromas a la casa,
hasta brillar,
como un mar dorado y deslumbrante ,
hasta embelezar
aún a aquellos besos robados,
que algún poeta cantó.

Stella Maris Taboro
smtabo@gmail.com

8 comentarios:

Pere Bessó dijo...

Receta mágica para una noche de melis. El erotismo del poema endulza, pero no empalaga. Una mermelada a untar, uf, lenta, lenta, deleitosamente...
Pere Bessó

Gabriela dijo...

EXQUISITAMENTE ENCANTADOR...


Gabriela Abeal.

edith schenone dijo...

Me encanto la idea. Te felicito

Avesdelcielo dijo...

El poema tiene efecto encantatorio, endulza más que lamermelada. Felicitaciones, Stella.
MARITA RAGOZZA

Gladys Taboro dijo...

Aromas exquisitos en cada verso...glup!
Nina

Estrella del mar dijo...

Gracias a todos los que degustaron esta mermelada.
Un fuerte abrazo

S:M:T

Anónimo dijo...

Bravo Stella, seguí cocinando poemas para deleite de corazones golosos y tostadas caribeñas. Un beso amiga. Felicitaciones.

Anónimo dijo...

Bravo Stella, seguí cocinando poemas para deleite de corazones golosos y tostadas caribeñas. Un beso amiga. Felicitaciones.