domingo, 27 de enero de 2008

Correo



Con Macri hay que hacerlo de parado

Fui a dos actividades organizadas por el gobierno de la ciudad,relacionadas
con el teatro y la poesía. Me sorprendió ingratamente que no hubiera asientos
como en años anteriores. Ver gente de toda edad,muchos de mas de 80, tirada en
el piso o parada me movió a la reflexión. Si en otras temporadas las sillas
estaban ¿faltarán ahora los que las llevaban y sacaban al terminar? Como con
las administraciones anteriores había asientos, un empleado entregaba las
entradas que eran gratuitas y marcaban la posibilidad de disfrutar
cómodamente del espectáculo.
¿Los que hacían esas tareas estarán entre los 2400 despedidos?
Supongo que el señor Macri no es un apasionado de la poesía, ni del teatro, ni
del arte en general. En los negocios o en el deporte cierta tensión que
promueve la incomodidad puede ser efectiva, lo que está en juego es la
competencia. En la literatura que un actor nos acerca, lo que debería jugar
es el abandono a la emoción y al pensamiento, la fusión con el otro. Tiene
que ver con Eros que tiende a la unión y a la complejidad. En ese acto de
entrega las palabras del autor se asocian con nuestras propias experiencias
y sensorialidad.La falta de confort hace difícil que ese clima se
logre.Algo así como rapidito y de parado para cumplir y sacar las
promociones en diarios y carteles. Lo sentí como un desprecio, una falta del
cariñoso cuidado necesario hacia los artistas y el público. A lo mejor Juan L.
Ortiz y Pesoa los perdonan, yo no puedo.

Cristina Villanueva
libera@arnet.com.ar







La Interventora del Indec no quiere que las empleadas trabajen con escotes pronunciados


A BEATRIZ PAGLIERI....autoritaria funcionaria del INDEC
SACAR LOS PECHOS, USAR ESCOTES.... HASTA EL OMBLIGO
(Son los derechos , los que tenemos por ser mujeres)
(En vacaciones y mientras el sol de enero acaricia mis pechos)


Pechos, tetas, chichis, mellizas, lolas, limones......

Me han acompañado desde que la partera le dijo a mi mamá que había
traído al mundo a una mujercita.
Como brotes de flores de estación se insinuaron timidamente cuando
sin darme cuenta pasé de la niñez a la pubertad.
En la adolescencia ya estallaban como estallan las granadas al caer ya
maduras al suelo y empujaban hacia fuera los tablones almidonados de
mi guardapolvo de estudiante secundaria.

"Se parecen tus senos a los caracoles blancos...."al caminar por las
calles de mi pueblo en aquéllos lejanos tiempos de mi juventud entre
poemas de don Pablo.

¿Sabés que es esto? Al pasarme el represor la picana por mis pechos...

Manantiales de vida de donde brota el alimento con que alimenta a sus
crías la hembra humana.
Objeto del deseo masculino....desde siempre, desde los tiempos de los tiempos.
La revolución con los pechos desnudos, la justicia con un pecho a la vista.
La corrupción con los pechos colgantes en los demonios.
La santidad en la ausencia de los pechos.
La castidad en los pechos ocultos.
La fecundidad en Astartés con más de 20 pechos.
Los pecados capitales en la mujer con los pechos al aire.


Pechos, tetas, cichis, lolas, limones....
Nos pertenecen como nos pertenece el derecho a exhibirlos, a
esconderlos, a protegerlos, a cuidarlos, a darles el uso que demanden
los momentos de la vida y nuestro exclusivo derecho a hacer con ellos
lo que se nos venga en ganas....pues para eso son nuestros pechos,
nuestras tetas, nuestras chichis, nuestros limones o como quiera cada
cual y cada quien llamarlos.

A darles el uso que se nos venga en ganas.....¿Para que entrar en
detalles? Ya todas conocemos los diversos usos que cada cual y cada
quien puede dar a sus pechos.
Para eso son nuestros y para eso existen los derechos....para
defenderlos del atropello de quienes aún, al paso de los años,
insisten es esa estupidez de intentar ejercer autoridad sobre lo
nuestro.
Como lo intenta esta autoritaria de Beatriz Paglieri , que intenta
avanzar sobre las mismas de su género.
No se si reprimida, no se si lameculo del señor Funcionario que se
aprovecha de las pocas neuronas que posee.
Simplemente una traidora.Así de simple.Traidora al género y al sexo.
Y hay que reirse, no darle bola, sacar los pechos, usar
escotes....hasta el ombligo.
Muchos escotes como ventanas donde respiren los tantos pechos trabajadores.
De las mujeres que van y vienen moviendo senos mientras trabajan.

Nuestros pechos
Siempre ligados a lo que de ellos determine la cultura de la sociedad.
Y las moralistas de la sociedad.
Y los prejuiciosos de la sociedad.
Y los chupacirios de la sociedad.
Y los hipócritas de la sociedad.
Y los asexuados de la sociedad.
¿Y LOS FUNCIONARIOS REPRIMIDOS?

Cada mujer dispone de sus tetas como quiere.
Así de simple....son los derechos, nuestros derechos.
Vamos por ellos.
Usando escotes....hasta el ombligo.

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMPAÑERAS!

Profesora María Cristina Saborido.
Ex –detenida –desaparecida.
Pozo de Banfield / Quilmes.
Julio / 77


"Tus senos son como dos panes hechos de tierra cereal y luna de barro"
Pablo Neruda.