jueves, 10 de enero de 2008

Circulando por Internet





del blog http://tirandoalmedio.blogspot.com/2007/12/y-cuando-se-enferme-ramona.html

Anónimo dijo...
Empezaron por los hospitales, y no me importó porque tenía obra social. Siguieron con los museos, pero no me importó porque voy al shopping. . Siguieron con el canal de la ciudad, la radio de la ciudad, los teatros de la ciudad, pero no me importó porque veo Utilísima, escucho radio 10 y tengo home theatre. Después vinieron las escuelas públicas, pero no me importó porque mis hijos van a una privada
Ahora, me están subiendo los impuestos-
Ah, no, yo salgo a cacerolear!!!!
Un beso y Felicidades
Laura




Y cuando se enferme Ramona?


Ella dice que vive en José C. Paz, por lo menos eso dice su DNI. Pero la vida de Ramona transcurre en la ciudad de Buenos Aires.
Se levanta a las 6 menos cuarto de la mañana para tomar el colectivo que la lleva a la estación y se sube al tren que la deja en Chacarita a las 7 y media. Ahí se sube al 19 que la acerca a la casona de Belgrano R donde con el uniforme de rigor trabaja desde las 8 hasta las 6 de la tarde. Los sábados tiene suerte, se va a las 3. Sin contar los sábados, en cada uno de los veinte días hábiles que tiene el mes, de 24 Hs se pasa 10 en lo de sus patrones y 4 horas en el tren y colectivos. Llega a su casa pasadas las 8 de la noche con el tiempo justo para comprar algo, preparar la cena, lavar algo de ropa, ver a Tinelli y dormirse antes de las doce.
Siempre que tiene problemas de salud va al Pirovano. Pero ahora no sabe qué pasara si se enferma. El nuevo gobierno anda diciendo que tendrán prioridad los enfermos domiciliados en la ciudad ¿Y las decenas de miles de Ramonas?¿Y toda esa masa de laburantes que malvende su fuerza de trabajo en la Capital?
A ver, cuando vienen a limpiar los inodoros son bien recibidos, pero cuando se enferman “Son de la provincia” ¿Puede ser que se llegue tan lejos? Parece que sí. Parece que el macrismo vino a concretar un montonazo de estas concepciones berretas y muy jodidas que parecen estar muy arraigadas en el porteño medio.
Acá es donde brota el jugo ideológico del macrismo y donde se sacan la careta votados y votantes que aspiran a transformar la ciudad en una suerte de gran country. Porque ese es el gran anhelo de mucho votante PRO: “Que me saque a los cartoneros y a los piqueteros y me ponga más milicos en la esquina”
Bueno, acá están las consecuencias.
Publicado por Gerardo Fernández

Rescatado y enviado a nuestra redacción por Marcela Bublik
(Gracias, Marcela!)