domingo, 25 de noviembre de 2007

Cristina Villanueva: Varios

Blanco sobre blanco


Discurre la mano sobre la mesa blanca. Se arquea, sueña un cuerpo que la llama. Tacto convocado como un pedido sobre la blanca, extendida distancia entre el cuerpo y la mano, ambigua frontera, tierra de nadie ,desierto. Sentido-signo, la mano sobre la mesa, .bordea tenue, l a distancia interminablemente blanca, invierno-fórmica.


La mesa nombra el espacio desmedido entre el llamado del cuerpo y el sueño de la mano.


********



El café ha escrito algo sobre mi seno.

Una pequeña navaja de calor fundó la asimetría.


El que recibió el signo ha descubierto

Un paraíso de gotas dulces.


En ese cielo

Los bebés, los hombres,

Y las mujeres que ofrendan sus pechos

Al hambre de la vida

Tienen


Esa sonrisa


*********


Lo acariciado se rodea

brilla en la ausencia

Descarne,cicatriz del deseo

o su palabra


*********


"Yo quise ser un rojo violín desorbitado"
Máximo Simpson


Yo quise ser
o quiero todavía

ser una Pasionaria con el brazo extendido

señalando
horizontes.

La que piensa juntando lineas
para mostrar
que el rey está desnudo
y la reina demasiado atada

Una mesa cubierta de poemas

para que cada invitado se sirva su porción
Una ronda de cuentos para el frío

Un almohadón
mullido de sonidos y aromas

esa flor desorbitada y única

acariciante

el café que anima las mañanas

yo quise ser la libertad y seguiré deseandola

hasta que la última palabra que ya no escuche

mientras la tierra cae sobre mi

sea


Libertad





Cristina Villanueva
pluma@velocom.com.ar

2 comentarios:

Alejandra Dening dijo...

Cristina, no conocía tus poemas, agradezco a Aníbal por publicarte y por permitirme conocerte. No puedo describir las sensaciones que me causaron, quizás por eso sigo atrapada... besos...

Lisandro Romero dijo...

todavia quiero ser