domingo, 21 de octubre de 2007

Cristina Villanueva: Pecats vegetals

Pecats vegetals*


Per a León Ferrari


Els pètals formen una catifa, quasi una pell, amb porus entreoberts
penetrats per brins de past, quasi aire. Damunt de la tela-flor ella
posà textos, damunt dels textos la veu, que atragué una altra veu que féu
lloc a un cos. Ell es montà damunt de la pell vegetal per estranys
camins del llenguatge. Abraçà les encabritades flors carnoses, amb el seu
somriure verd, el seu olor a fusta, el seu pes d´arbre. Elles li donaren
a prendre saba del centre dador doble-corol·les-pits. L´home i la dona
mig amagats a la selva contínua, estams, fulles, ulls. La mirada del
sol obri la cúpula de branques per a entrar-hi tatuatges de llum en
l´ombra nua dels cossos. Ells descansen entrellaçats, escoltant el
xiuxiueig suau d´insectes, ocells i papallones. Somriuen, han escapat als
pecats de la carn que els amenaçaven amb focs des de la infantesa.




Pecados vegetales*

a León Ferrari


Los pétalos forman una alfombra,casi una piel,con poros entreabiertos
penetrados por hebras de pasto, aire casi. Sobre la tela-flor ella
puso textos, sobre los textos la voz, que atrajo a otra voz que hizo lugar
a un cuerpo. El se montó sobre la piel vegetal por extraños caminos
del lenguaje. Abrazó a las encabritadas flores carnosas, con su sonrisa
verde, su olor a madera, su peso de árbol. Ellas le dieron a tomar
savia del centro dador doble-corolas-pechos. El hombre y la mujer
semiescondidos en la selva
continua, estambres, hojas, ojos. La mirada del sol abre la cúpula de
ramas para entrarles tatuajes de luz en la desnuda sombra de los
cuerpos.
Ellos descansan entrelazados, escuchando el murmullo suave de insectos,
pájaros y mariposas.

Sonríen, han escapado a los pécados de la carne que los amenazaban con
fuegos desde la infancia.



Cristina Villanueva

pluma@velocom.com.ar
Poema en prosa traducido al catalán, un abrazo con hojitas