lunes, 12 de octubre de 2009

Rolando Revagliatti: de Sopita



Febo

La cucharita que Flavia aferra
dentro del pocillo vacío
es tratada
con la energía cómica
que asoma
ya sus rayos
iluminan
nuestra historia.


El cocodrilo de Flavia

Desde que se escapó
no duermo tranquila
No sé ahora qué hacer con mis sueños
Me aseguraron que tenía ojos celestes
y que al ser blanco
resultaba
incandescente en la oscuridad.


Mar del Plata

Boca abajo en la playa
codos en la arena
Mecha, divertida

Muy en segundo plano a la izquierda
agua y gente
A la derecha
gente y casino

Eduardo, bastante tostado
Los dos, lindos

Rolando Revagliatti
(de Revagliatti: Antología Poética, Selección y Prólogo de
Eduardo Dalter, Ed. La Luna Que, Buenos Aires, 2009)