lunes, 12 de octubre de 2009

La Máquina de Escribir
cumple 6 años
2003 - Octubre - 2009

5 comentarios:

mario capasso dijo...

un aniversario para celebrar sin ningún tipo de censura, con todas las teclas en buen estado, a la espera de más amigos y textos, muchos más,

felicitaciones, Aníbal, y gracias por todo,

Mercedes Sáenz dijo...

Ultimamente por distintas razones comento poco, pero leo todo. Palabra que me gusta mcuho la revista, el contenido diverso, la excelente calidad y el humanísimo compromiso social.
Felicitaciones Anibal!!! Que sean muchos, muchos años más. Va mi abrazo y respeto para vos y para toda la gente que forma tu equipo. Que siga la palabra. La muy buena palabra.
Mercedes Sáenz

Silvia Loustau dijo...

Querido Anibal, una publicación que es amiga, que tiene excelente material, una clara linea política, respeto por cada uno de los colaboradores, falta de egoismo por parte del directo( que sos vos, je!)y que siempre , siempre es un placer leer. Amigo mio, m+por mucha teclas gastadas en muchos años más. Te abraza,


Silvia

diana poblet dijo...

...Muy feliz cumple Maquinero Aníbal, yo soy la que siempre llega tarde, la que pierde los aviones y llega al recital cuando el gentío pide otra más y no jodemos más pero, sabés qué, también está en mi naturaleza agradecerle a esa Máquina que despierta, que abraza, que acerca, que motiva a seguir intentándolo porque es posible, es posible.
Es posible que la razón no esté tan lejos, que la tolerancia sea un nuevo puente que acerque y que lo solidario se nos encarne, nos habite, nos haga nido y nunca más veamos padecer en solitario a tanta gente.
Porque es la palabra aquella arma que balea en serio, desde las ideas, desde la injusticia, desde ese lugar que vos sabés que debemos ocupar porque éste fue el tiempo que nos tocó y ya no hay excusas.
Con mi abrazo, siempre.
¡¡¡AGUANTE LA MÁQUINA DE ESCRIBIR!!!
d.

Cristina dijo...

Calidad y compromiso merecen felicitaciones para vos, Aníbal, y para quienes te secundan y colaboran.
Calidad y compromiso hacen a una celebración auténtica y que vale la pena
Cristina