lunes, 29 de septiembre de 2008

Cristina Villanueva: Cosas de mujeres


Señor Papa: Respondiendo a la preocupación de la iglesia de gobernar sobre el cuerpo de las mujeres, le anticipo que es nuestro deseo el de ocuparnos nosotras de él así como de nuestra vida entera:amorosa, intelectual, espiritual, etc.
Siendo un tema tan conmovedor para la iglesia el tema de los niños no nacidos, quisiera hacerles saber, que tanto en Africa como en America , hay niños que por nacer en extrema pobreza no llegan al primer año de vida.
Sería muy bueno que la iglesia ayudara a que esos niños pudieran seguir vivos.
Con mi consideracion distiguida,
María Villanueva


Andar en la cabeza de la selva es un derroche de placer. Abajo un murmullo hirviente de hongos e insectos crece en la humedad.
En el medio los monos organizados en el deseo de las frutas.
En la cúpula el dibujo filigrana de los verdes que nacen espesos y en la altura son una fiesta abstracta entretejida de vacíos donde el sol se mete como una mano que hace saltar quejidos de belleza.

Cristina Villanueva
libera@arnet.com.ar