domingo, 20 de abril de 2008

Silsh: No sólo es mi nariz


Mi nariz está oliendo conmovida
una fuerte acritud de ese ayer en tinieblas.

Oriflama de pardos que inundan los resquicios
de los pasos del tiempo.

Provocantes roedores que siguen en sus cuevas
junto a cada alimaña embebida de plomo
hablando de indigencia mientras se esconde el pan.

Mi nariz no soporta tanto olor a basura
a mugre de pantano de trinchera en un cubo.

Los cómplices los verdes los que raspan la tierra
juegan de albicelestes afilando sus garras.

Mi nariz se dilata cuando huele a carroña
y esta náusea que insiste brillar sobre el desfile
de tanto subvertido enhiesto de poesía.

Ese hedor que fustiga de orina entre las heces
de portales abyectos que escriben con sus cirios
de caimanes alertas con su disfraz de oveja
siempre vuelve a ranciar el aire con su lodo.

Mi nariz se incomoda por tanta connivencia
y el cuerpo es una hoguera que amanece afiebrado
cuando salen las liendres a acariciar su sueño
de aquel pasado vil.

Mi nariz se lastima de tanto virus suelto
con versiones falaces
y se sopla los mocos.


Siempre encuentra cobijo
en un pañuelo blanco
de tres puntas que aún buscan
PAZ VERDAD y JUSTICIA.


© Silsh
(Silvia Spinazzola)
-Argentina-abril/2008
silsh@silsh.com.ar
http://www.silsh.com.ar/