lunes, 11 de febrero de 2008

La Masacre de Trelew y la detención de los dos marinos imputados


Los apresó en Buenos Aires una delegación de la Policía de Chubut.


La policía de Chubut detuvo en Capital Federal y el Gran Buenos Aires a dos ex marinos por su presunta participación en la denominada Masacre de Trelew, ocurrida el 22 de agosto de 1972. Las detenciones se realizaron al mediodía y respondieron al pedido de captura que partió del Juzgado Federal de Rawson a cargo del juez Hugo Sastre.

Se trata del ex capitán de navío Rubén Norberto Paccanini y del ex capitán de corbeta Emilio Jorge Del Real. Paccanini era jefe de la Base Almirante Zar en el momento de los hechos y Del Real está sospechado de haber disparado contra los 19 militantes de organizaciones armadas que estaban detenidos en la Base Aeronaval. Los dos ex marinos se encuentran en el edificio Centinela y serán trasladados mañana a Rawson y alojados en la Unidad Seis hasta que presten declaración ante el juez.

Ahora la policía está tras los pasos de otros tres ex marinos: Luis Emilio Sosa, Roberto Guillermo Bravo y otro de apellido Morandino. Este último se encuentra en Estados Unidos y según la justicia tendría pasaje para regresar el martes.

El juez Sastre pidió el viernes la captura de seis ex integrantes de la Armada (el sexto, de apellido Herrera, ya falleció) por su presunta participación en el fusilamiento de 19 guerrilleros en los calabozos de la Base Almirante Zar el 22 de agosto de 1972. Sólo tres sobrevivieron. (ver aparte).

Sastre recaratuló la causa en principio llamada "NN/ Masacre de Trelew". Tras tomar numerosos testimonios, el juez encontró suficientes motivos para denominar al expediente "Luis Emilio Sosa, Roberto Guillermo Bravo y otros, presuntos autores de privación ilegítima de la libertad, torturas (19 hechos), homicidio doblemente agravado (16 hechos) y 3 tentativas de homicidio". Por eso ordenó la captura nacional e internacional de los ex marinos. Y también el cierre de las fronteras para evitar que se fuguen.

La causa por la Masacre de Trelew se reabrió en 2006 por pedido de familiares de algunos de los asesinados. Ya declararon varios ex conscriptos y también el médico que extendió los certificados de defunción de los 16 militantes.

Sastre encuadró la masacre como un delito de lesa humanidad, al igual que los cometidos por la dictadura que gobernó al país entre 1976 y 1983. De otra manera, la causa hubiera prescripto.

En el momento de los hechos, la versión oficial habló de un segundo intento de fuga. Pero los tres sobrevivientes contaron otra versión y aseguraron que se trató de un virtual fusilamiento. Los testimonios apuntaron a mencionar al capitán Sosa y al también capitán Bravo como los principales ejecutores de los asesinatos. Los 19 jóvenes habían intentado escapar de la Unidad Seis de Rawson una semana antes de los trágicos hechos. Ahora, los ex marinos irán al mismo lugar de detención porque así lo dispuso el juez Sastre.
Fuente: Clarín Digital


Agrego el poema “ Glorias” de JUAN GELMAN:

GLORIAS



¿Era rubia la pulpera de Santa Lucía? ¿Tenía los ojos celestes?
¿Y cantaba como una calandria la pulpera?
¿Reflejaban los ojos la gloria del día?
¿Era la gloria del día inmensa luz?

Son preguntas inútiles para este invierno
no se las puede echar al fuego para que ardan
no sirven para calentar en el país
no sirven para calentar al país helado de sangre.

Por una sábana de luz iría la pulpera santa voz
graciosamente moviendo sus alrededores sus invitaciones
y el olor de sus pechos y la penumbra de sus pechos
hacían bajar el sol sobre la pampa bajaban a la noche como un telón.

¿Quién no se iba a perder en esa noche? ¿Quién no se iba
a encontrar allí mismo pasando
su furia por la suavidad que la pulpera fundó?
Horas se podría estar contando esta historia y otras aparejadamente tristes
sin calentar un solo gramo del país sin calentarle ningún pie

¿Acaso no está corriendo la sangre de los 16 fusilados en Trelew?
Por las calles de Trelew y demás calles del país ¿No está corriendo ésta?
¿Hay algún sitio del país donde esa sangre no está corriendo ahora?
¿No están las sábanas pegajosas de sangre amantes?

¿Y llena de sangre la pulpera y sus ojos celestes ahogados en sangre?
¿Y la calandria hundida en sangre y la gloria del día
con alas empapadas de sangre sin poder volar?
¿No hay sangre en la penumbra de tus pechos amada?

¿Y dónde no la hay esa sangre caída de los 16 fusilados en Trelew?
¿Y no habría que ir a buscarla?
¿Y no se la habría de oír en lo que está diciendo o cantando?
¿No está esa sangre acaso diciendo o cantando?

¿Y quién la va a velar? ¿Quién hará el duelo de esa sangre?
¿Quién le retira amor? ¿Quién le da olvido?
¿No está ella como astro brillando amurada a la noche?
¿No suelta acaso resplandores de ejército mudo bajo la noche del país?

Con sangre verdaderamente están regando el país ahora
oh amores 16 que todavía volarán aromando
la justicia por fin conseguida el trabajo furioso de la felicidad
oh sangre así caída condúcenos al triunfo

Como calandria de sus pechos caía y
como sangre para apagar la muerte y
como sangre para apagar la noche y
como sol como día.


Desde Pehuajó, Provincia de Buenos Aires, Argentina, ciudad que se fundó con nombres de escritores en sus calles,
MARITA RAGOZZA DE MANDRINI
ragozzamarita@yahoo.com.ar