jueves, 13 de mayo de 2010

Cristina Villanueva: La voz del fuego, Sentidos y Abrazo



Imagen: Cristina Villanueva circa 19...




La voz del fuego

Un vestido revuelto, un árbol con raices hacia el cielo, el calor elemental, historias, la inabarcable llanura,.
Había una vez una princesa triste desandando su reino paso a paso, el crepúsuculo y el amanecer perseguidos por la niebla y el gris.
A la princesa todos le decían "tenés qué" o mejor "no tenés que". Conquistar el mundo con puntillas es casi imposible. Por eso no te preocupés le decían, el príncipe se va a ocupar. Para lograrlo cada reino trataba de matar a los contrarios. Cada fuente de luz era apagada. Hasta que un día la tierra fue un terreno baldío. Algunas princesas y prínicipes decidieron escuchar las palabras del fuego.
El fuego era sabio porque sentados a su alrededor la gente contaba historias.. Las historias eran palabras enlazadas con un sentido o varios, hasta encontrar belleza. Descifraron como en una novela las claves de la vida.


Sentidos

Junto en una canasta petalos del jardín donde hay unas altísimas rosas que llegan hasta mi ventana del primer piso, busco colores rojizos , perdidos en el verde, te recuesto en ese edredón de pétalos , hay tambien , fragmentos de literatura algunos de "como el sol jaguar" de Calvino , soplo y caen donde ese mínimo viento lo lleva , hojas de Marguerite Duras , El Amante , Ecrire , intercalar voces , la espera es todo. La mano dorso y palma , caricia de pestañas y del pelo , y de boca, busco sabores , te voy a dar trocitos de literatura , algún roce sedoso de piel, poco , de a poco , sacar los pétalos, sentir la magdalena de Proust disolviendose en el té , un tenerte y vos callado , casi quieto me dejás.


Abrazo

Como un antídoto

como un suave remedio

como una ola

como un tsunami barriendo las playas de lo obvio

como un animal nuevo

buscando el sedoso refugio de la piel

como el silencio de lo apenas nacido

el abrazo




Cristina Villanueva
libera@arnet.com.ar