lunes, 24 de marzo de 2008

Libros


"PALABRA VIVA. Textos de escritoras y escritores desaparecidos y víctimas del terrorismo de Estado. Argentina 1974-1983."
SEA (Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina). 2005. Buenos Aires, Argentina.
256 páginas. 20 x 14 cm.

"Palabra viva" es el libro que devuelve la voz a quienes fueron asesinados por el terrorismo de Estado, principalmente el que instauró la dictadura encabezada por los militares a partir del 24 de marzo de 1976 hasta diciembre de 1983. Cabe destacar la aclaración de los recopiladores y editores, la SEA (Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina), en referencia a que el terrorismo de Estado había comenzado unos años antes con la siniestra agrupación paramilitar Triple A (Asociación Anticomunista Argentina), organizada por José López Rega, el ministro de Bienestar Social –paradójico nombre…- de las presidencias de Juan Domingo Perón y de Isabel Martínez de Perón.

Un total de 103 escritoras y escritores integran esta recopilación que fue el fruto de un trabajo colectivo de los socios de la SEA. Pocos de estos autores habían alcanzado en vida el reconocimiento, tanto de sus pares como de los lectores. Para la SEA todos tuvieron el mismo tratamiento y valor, del más conocido al más desconocido. Por eso no se trata de una antología.

Aunque los textos presentados corresponden a 71 de ellos, dado que aún no se pudo encontrar material de los otros 32, se agrega una breve biografía de todos. La SEA espera que con la colaboración y el apoyo de la sociedad se puedan incorporar textos de las personas desaparecidas que han sido identificadas como escritores y que actualmente no están disponibles. También se prevé que la lista de escritoras y escritores pueda incrementarse. Todo ello se incorporará en futuras ediciones.

El libro lleva el sello editorial de la SEA y su edición fue posible gracias a un acuerdo con la CONABIP, Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares que dirige la Licenciada María del Carmen Bianchi. Contó con el auspicio de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Por sus características "Palabra viva" no se trata de un texto único sino que conviven el ensayo, el relato, la poesía, el periodismo, y las cartas familiares. Sus autores, de diferentes edades, son docentes, estudiantes, obreros, sacerdotes, obispos, músicos, actores, soldados conscriptos, sociólogos, científicos, amas de casa, filósofos, publicistas, periodistas, empleados públicos, desocupados… entre tantos. A todos ellos los unía una pasión: la literatura.

También otro aspecto los congrega, se trata del fuerte compromiso social que todos ellos tenían para con sus conciudadanos, motivo por el cual fueron blanco del terrorismo de Estado. En las breves biografías de cada una de las escritoras y escritores se detalla las circunstancias de su desaparición. Este aspecto permite a "Palabra viva" constituirse también en una obra de historia que posibilita una suerte de cuadro humano de la represión.

En referencia a la demora, casi treinta años, en que la sociedad conoce con idea bastante concreta, es decir con nombre y apellidos, quiénes fueron las escritoras y escritores asesinados por la dictadura militar y el terrorismo de Estado, Víctor Redondo, poeta, editor y titular de la SAE, le comenta a la periodista Silvina Freira (en un reportaje publicado por Página 12 el pasado 24 de enero de 2005), "La SADE nunca hizo este trabajo porque no existe, o existe en los papeles y la están terminando de destruir. La SADE no hizo esto porque, entre otras cosas, los militares les dieron pensiones graciables de por vida a varios de los integrantes de comisiones directivas. La SADE está en otra cosa, se vació de contenido, está usurpada por un grupito que está usando lo que queda de esa institución para su disfrute personal. La SADE no representa nada para los escritores, por eso creamos la SEA, por el vacío de representación que tenían los escritores".

La SADE, a la que hace referencia Víctor Redondo, es la Sociedad Argentina de Escritores, otra entidad que nuclea a los escritores fundada en 1928. La SEA es originalmente un desprendimiento de ella, que inicia sus actividades en abril del 2001. Para mayor información sobre la SEA recomendamos visitar su portal: http://www.lasea.org/

En la misma entrevista Víctor Redondo afirma "El rol del escritor es contar historias, desarrollar el lenguaje, recrear las palabras y volverlas a poner en circulación. No tiene ninguna otra obligación más que escribir, pero si además de eso el escritor quiere jugar un rol en la sociedad, yo, personalmente, creo que debe hacerlo. La gracia de la vida consiste en involucrarse en todo lo que pasa."

El terrorismo de Estado intentó privar violentamente la capacidad creativa de la sociedad. "Palabra viva" nos devuelve su voz y nos permite reconocerla, admirarla y disfrutarla.

Escritoras y escritores desaparecidos y asesinados por el terrorismo de Estado (1974-1983): Jorge de la Cruz Agüero, Lucina Álvarez de Barros, Monseñor Enrique Ángel Angelelli, Joaquín Enrique Areta, Osvaldo Domingo Balbi, Oscar Osvaldo Barros, José Beláustegui, Carlota Belli, Alicia Raquel Burdisso, Miguel Ángel Bustos, Julio César Campopiano, Arturo Canedo del Oso, Eugenio Carri, Conrado Ceretti, Álvaro Martín Colombo, Haroldo Conti, José Carlos Coronel, Enrique Courau, Dardo Sebastián Dorronzoro, Claudio Epelbaum, Luis Fabbri, Daniel Omar Favero, Claudio Ferraris, Alcira Fidalgo, Liliana Élida Galletti, Horacio Oscar García Gastelú, Marcelo Ariel Gelman, Raymundo Gleyzer, Sara Elba Grande, Nicolás Grandi, Diego Julio Guagnini, Diana Guerrero, Norberto Armando Habegger, Juan Carlos Higa, Ignacio Ikonicoff, Franca Jarach, Enrique Juárez, Gloria Kehoe Wilson, Ana María Lanzillotto, Susana Pirí Lugones, Mónica María Candelaria Mignone, Cecilia Laura Minervini, Alberto Molinas, Jorge Money, Carlos Mugica, Agustina María Muñiz Paz, Héctor Germán Oesterheld, Rodolfo Ortega Peña, Ana María Ponce, Raúl Horacio Premat, Enrique Raab, José Eduardo Ramos, Julio Ricardo Rawa-Jasinski, Carlos Alberto Rincón, Raquel del Carmen Rubino, Ricardo Luis Salinas, Hugo O. Pajarito Sánchez, Roberto Jorge Santoro, Guillermo Oscar Segalli, Eduardo Aníbal Serrano, María Rosa Silveira Gramont, Luis Alberto Soldati, Carlos Miguel Tillet, Francisco Paco Urondo, Silvio Mario Valderrama, María Antonia Vargas de Rueda, Enrique Walker, Rodolfo Walsh, Mauricio Fabián Weinstein, Tilo Arenst Wenner, Oscar Wurm

Escritoras y escritores de los que no se ha conseguido textos pero cuyas biografías figuran al final del libro: Claudio Adur, Armando Archetti, Ramón Oscar Bianchi, Alberto Santiago Burnichón, Carlos Carrizo, Alicia Graciana Eguren de Cooke, Oscar Fernández Corrales, Héctor Manuel Freijo, Silvio Frondizi, Alberto Jorge Gorrini, Luis Rodolfo Guagnini, Mario Hernández, Maurice Jeger, Mauricio Amílcar López, Nebio Ariel Melo Cuesta, Liliana Edith Molteni, Mónica Morán, Claudio Alejandro Ostrej, Eduardo Pereyra Rossi, Carlos Alberto Pérez, Rafael Perrota, Susana María Teresa Pertierra, Marta Irene Prioli, Julio Iván Roqué, María Elena San Martín de Valetti, Francisco René Santucho, Elías Semán, Delfor Santos Soto, Horacio Rodolfo Speratti, Eduardo Suárez, Roberto Claudio Valetti, Margarita Rosa Waisse de Lombardi.

Para mayor información sobre "Palabra viva" dirigirse a: http://www.lasae.org/ que es el portal de la SAE

Por Pablo Rodríguez Leirado
Noviembre 2005





"Poetas & Putas"

Una antología que reúne textos de Oliverio Girondo, Raúl Gonzáez Tuñón, Nicanor Parra, Gonzalo Rojas, Charles Bukowski y Reynaldo Sietecase, entre otros. Con prólogo de Osvaldo Bayer, en el libro se destaca el poema del mexicano Jaime Sabines, en el que propone canonizar a la prostituta:
"No engañas a nadie, eres honesta, íntegra, perfecta; anticipas tu precio, te enseñas; no discriminas a los viejos, a los criminales, a los tontos, a los de otro color; soportas las agresiones del orgullo, las acechanzas de los enfermos; alivias a los impotentes, estimulas a los tímidos, complaces a los hartos".

(Ediciones Patagonia, Buenos Aires, Argentina, 2008)