domingo, 1 de abril de 2007

Fanny Garbini Tellez: Una poesía y un relato

DESCÚBREME...

Si puedes
si te atreves
a emprender
la gesta.
Descúbreme en los puntos
y las comasde mis poemas.
En sus espacios
y en sus silencios.
En sus estrofas busca mi historia,
mira mis ojos
sabe mi lengua.
Y si logras
revelar
mi esencia,
me daré por vencida.
Diré:
te pertenezco!



KAFKA, SU AMIGO Y LA CERVEZA

Kafka y Svejt se han encontrado por casualidad en una calle de Praga luego de veinte años de no verse. Se han abrazado al reconocerse, y en medio de esa calle hasta han gritado el goce del encuentro.
Sin previa consulta, caminaron hasta un bar ubicado en la esquina de la cuadra; uno de ellos abrió la puerta y el otro lo siguió. Se ubicaron en una pequeña mesa cuadrada con un mantel a cuadros y pidieron cerveza. Kafka y Svejt toman cerveza en Praga y brindan entrechocando sus respectivos chopsdesbordantes de esa blanquísima espuma que les adornará el labio superior cuando inicien el rito de la bebida.
Se miran y ríen, ríen por la casualidad del encuentro y por la cerveza. Vuelven a chocar los recipientes y Kafka, descuidadamente, inclina su vaso y vierte unpoco del sabroso y helado líquido. Svejt, con una gran carcajada, moja las yemas de sus dedos en él y los apoya en la frente de su amigo diciendo: ¡Suerte, Suerte!
Kafka se enoja, le da un puñetazo en la cara a su amigo, se levanta y se va.
Svejt apoya el brazo sobre la mesa, sobre él su cabeza, y llora. No puede creer lo que pasó. Yo tampoco lo creo. ¿Usted sí?
Hace mal, porque esta es una pequeña historia que acabo de inventar mirando una lámina en la cocina de mi amiga Cristina!…


Fanny Garbini Tellez
Octubre 2006
fannyte@ciudad.com.ar