jueves, 20 de agosto de 2009

Entrevistas: Andrés Zerneri



Monumento a la Mujer Originaria

Por Julio Ferrer.

¿Por qué un monumento a la mujer originaria?

Creo que es necesario reconocer a nuestros pueblos originarios en un acto que signe con firmeza un cambio de actitud respecto a nuestra identidad como país, a quienes somos.
El arte, desde donde yo lo veo, es una herramienta para generar esos pequeños actos simbólicos que inspiran al cambio y permiten en un gesto solidario, ser parte (sean artistas o no) de una legítima manifestación colectiva. Un homenaje a todos los pueblos originarios, expresado en el genero que mas vida representa, rodeada de un entorno natural, íntimamente ligada a la Pachamama; la fuerte mención a la vida que simboliza esta figura es un concepto central del proyecto.
La ardua resistencia indígena a la mal llamada “conquista del desierto”, su cosmovisión de respeto hacia todo lo vivo, en absoluta armonía con la madre naturaleza, y a su vez, acompañar desde nuestro país, a través del arte, el vigoroso renacer aborigen en distintas naciones hermanas de nuestra America, como por ejemplo Bolivia, Ecuador, Venezuela, Paraguay, estarán reflejados en la wiphala,
bandera sagrada que simboliza en sus 7 colores todos los principios y
valores originarios.
Los diferentes Pueblos Originarios consideran al ser humano como una
expresión más de vida dentro del universo, de la naturaleza. ¿Donde proponen que sea emplazada?
Cuando la escultura de 10 metros y varias toneladas de bronce solidario esté terminada, se la donaremos a la Ciudad de Buenos Aires con la condición que sea emplazada en Av. Diagonal Sur y Perú a 150mts de la Plaza de Mayo, donde ahora está el monumento a quien fuera el responsable del asesinato de cientos de miles de Originarios en La Patagonia, responsable también de las indescriptibles aberraciones a las mujeres mapuches y el sistemático robo de niños para ofrecerlos a las familias Ricas de Bs. As. como niños mandaderos. Si por diversos motivos no fuese posible emplazarla en ese lugar, lo pondremos en otro, pero sería una obra inconclusa.

¿El proyecto será tratado en la legislatura porteña?

El Monumento a Roca es de la Cuidad de Bs. As y no será fácil lograr los cambios legislativos que permitan su remoción, pero si nuestro monumento se realiza, es porque la gente habrá donado por lo menos unas 200.000 llaves de bronce, una expresa voluntad de miles, deseando que esto suceda. Yo estoy seguro que los legisladores Porteños sabrán escuchar este pedido, que no será un petitorio avalado con firmas o una marcha, sino, como en Rosario con el monumento al Che, una magnánima caravana de vehículos, camiones y personas caminando que escoltarán a una grúa que llevará una mole de 10 metros de altura y 7 toneladas de peso como regalo a La Ciudad, y como un regalo que le hace el pueblo al país en su cumpleaños.

¿Has tenido apoyo de organizaciones sociales, de derechos humanos, historiadores?

Este proyecto se inicia en una conversación con Osvaldo Bayer quien también participó del monumento al Che. Con intención de dar continuidad a su proyecto, de sacar el monumento al Gral. Roca. Osvaldo es la piedra fundamental, su participación como historiador es indispensable.
También contamos con la participación orgánica de quienes más experiencia tienen en la militancia social y los Derechos Humanos.
Será muy importante contar con nuestros niños y los maestros desde las escuelas donde se podrán formar centros de acopio.

¿No te parece que es una utopía?

Cuando hicimos el primer monumento al Che participaron 15.000 personas donando 75.000 llaves, la comisión Monumento logró movilizar sin ningún apoyo económico de empresas o estructuras partidarias, camiones gigantes, grúas, trasladando la escultura por la Av Corrientes, lo trasladamos en un barco por el Río Paraná hasta Rosario, allí nos esperaron, 5.000 personas que hicieron una caravana llevándolo hasta el lugar de emplazamiento, a su inauguración asistieron mas de 50.000 personas (según los diarios locales). Fue declarado, sin que lo pidiéramos, de interés municipal, provincial y nacional. Si volviéramos tres años atrás y nos preguntásemos que sería mas difícil de hacer, ¿un monumento a la mujer originaria, o un monumento al Che? Creo que hubiéramos pensado que lo más difícil sería hacer un monumento al líder de una revolución socialista. … pero bueno, sucede que lo mas difícil, ya lo hemos hecho.
No pedimos al gobierno que lo haga, sólo se lo vamos a regalar.
Es inevitable que quienes serán los enemigos de este proyecto, defensores del Gral. Roca y enemigos de lo popular, se manifiesten en contra. Pero quizás, sea ésta una buena oportunidad para debatir la historia, confío en que discutir y revisar nuestra historia nos hará mas adultos como sociedad.

Julio Ferrer.

Todos pueden participar ayudando a difundir este proyecto o acercando llaves u otros elementos de bronce al taller del artista plástico Andrés Zerneri en Cabrera 3653 - Palermo Viejo, Buenos Aires, los Sábados de 9 a 20hs. - Tel: 4862-8051
zerneria@hotmail.com