domingo, 10 de junio de 2007

Poesía de Amado Storni

ERNESTO “CHE” GUEVARA

LA flor que siempre es flor de Primavera,
el néctar que a los sueños da la vida,
el humus de la tierra prometida,
el triunfo de la lucha guerrillera.
El mundo galopante de ilusiones,
la rosa que ha nacido sin espinas,
tu voz la voz de América Latina,
tu luz la luz de nuestros corazones.
El tiempo descosido de futuros
recuerda en cada gesto al comandante,
romántico, bohemio, reflexivo.
La vida es un enfermo prematuro,
la muerte es la más fiel de las amantes
y Ernesto “Che” Guevara sigue vivo.



DÍAS DE LLUVIA


MIS días son todos días de lluvia.
A veces
una lluvia fina y cristalina,
sensible y transparente
que al caer
acaricia el terruño como sin querer hacerle daño.
Otras
una lluvia soberbia y recelosa,
traslúcida y salobre
que como bomba que cae mansa del cielo
esparce su ansiedad
con cada gota.
Pero la mayoría
los días son todos días de lluvia,
una lluvia que cae muerta del cielo,
opaca, dañina, sin sentido,
una lluvia que marchita todo lo que toca.
Y ese cielo
de oxidados nubarrones y epidémicas tormentas
sería siempre un cielo azul,
imberbe,
desdentado,
de horizontes siempre abiertos,
si tú estuvieras aquí.

SI TU ESTUVIERAS AQUÍ


SI tu estuvieras aquí
el mundo giraría más deprisa que mi soledad
y el Amor no sería un pájaro sin alas
al que tengo que enseñar a volar todos los días.
Si tu estuvieras aquí
mis sueños que son tuyos dormirían a tu lado
y el deseo no sería una ventana enladrillada
con vistas a los besos que te debo.
Mis futuros no serían pasados imperfectos
y mis labios, adúlteros de ausencias,
aprenderían a decir “te necesito”.

De no haberte conocido,
¿qué parte de mi alma se habría quedado estéril,
estéril para siempre?.


Amado Storni
jaime7@andaluciajunta.es