martes, 12 de junio de 2007

Marta Zabaleta: Mi último poema

En les revoltes del riu naixia el forment
Dedicat a CT, en The Guardian


Hi ha un ventsen
se pesque hui es desploma:
darrere dels sinònims
un home de la meua infantes
acalfa el foc.
El periòdic
del dia dóna la nota:
el vaixelles recupera:
encara que segues
ca cremanten les seues ànsies
renaix de l'imperi aquest altre dia.
Què veieres en la noia
pudorosa i límpida,
que tot i enutjada amb l'olor de la guaiaba,
era dolça? Què veuria ella en tu,
el seu Pedro Infante,
de bigot porfidiejat retallat semblant al fil,
de manyoc en el front, cap a l'esquerra
repenjat, no a la gomina.
Ella trobaria plenitud de ser
en les teues paraules, no
ves telepatiestu en les seues; circumscrits,
junts llegírem utopies i guerrilles.
Davall d'un mateix soltro
bí el ponton hui creix el forment de l'ahir
que esdevingué soja: vaja menjar!
Per això, bescanviariala meua vida per la teua.
En les revoltes del riuja no naix el formenta
queixa és la veritat.
Però els gira-sols,
que creixen al meu jardím
atinegen.
A voltesels gira-sols giren
durant el diaels ocells
sempre converseni saluden somrients,
com la sort.
Revisc la vall:
ja no mulla aquesta pluja: pètal a pètal
quan el cucut marca les horesse sent la seua calor,
pèl a pèli és el solque ens desfulla.

Marta Zabaleta
Londres, 29 de maig 2007
Pere Bessó, traducido al catalán de Valencia.
Mislata 3 de junio 2007




En las vueltas del río nacía el trigo
Dedicado a CT, en The Guardian


Hoy un viento
sin peso
se desploma:
detrás de los sinónimos
un hombre de mi infancia
calienta el fuego.
El periódico
del día da la nota: el barco
se recupera:
aunque siga ardiendo
en sus ansias
renace del imperio este otro día.
¿Qué viste en la chicapudorosa y lámpida,
que aunque reñida con el olor de la guayaba,
era dulce? Qué vería ella en ti,
su Pedro Infante,
de bigote porfiado recortado a lo hilo,
de mechón en la frente, hacia la izquierda
recostado, no a la gomina.
Ella hallaría plenitud de ser
en tus palabras, nuevas telepatías
tu en las suyas; circunscriptos,
juntos leímos utopías y guerrillas.
Bajo un mismo sol
hallé el puente
adonde hoy crece el trigo del ayer
que se hizo soja:¡ vaya comida!
Por eso, cambiaría
mi vida por la tuya.
En las vueltas del río
no nace más el trigo
eso es lo cierto.
Pero los girasoles,
que crecen en mi jardín.
madrugan.
A veceslos girasoles giran
durante el día
los pájaros
siempre conversan
y saludan sonrientes,
como la suerte.
Revivo el valle:
ya no moja esta lluvia:
pétalo por pétalo,
cuando el cucú marca las horas
se siente tu calor,
pelo por pelo
y sólo está el sol
que nos deshoja.

Marta Zabaleta
Londres, 29 de mayo 2007
MUCHAS GRACIAS, amigo Pere Bessó

martitacriolla@yahoo.com.ar
http://martazabaleta.blogspot.com/