domingo, 4 de marzo de 2007

Mary Acosta: 2 poemas de "La República de los Tristes"



EVOCACIÓN

Lágrimas de fuego inundan las ciudades
atormentadas por los siglos.
Esquizofrenia descompensada
seduce abruptamente al invisible rey de las tinieblas
escondido entre surcos de mil formas.
Viajante sin descanso,
navega por el océano de la espera
hacia el último grito de la sangre.
Sus muecas flotan sobre continentes espasmódicos,
y amenazan el ritmo de ciudades dormidas;
mientras,
remolinos de odio,
se extienden sobre las barreras de fastidio
enlutando la densa geografía.
Ya marcha el verdugo torturante
por el límite indefinido de las sombras,
arrancando los brotes
de una divinidad en gestación.



CONSAGRACIÓN

Me contemplo inmóvil,
sobre la cima de la pirámide
que alumbra mi mudo nacimiento.
El arcángel misterioso de la vida,
penetra por mi alma,
se adentra en mis raíces
y tras la insondable soledad
crea la arquitectura de mi misma.
Una sensible imagen en construcción
aguarda sus femeninas formas,
sin latidos reales
sobre la ingrávida y prematura materia.
Al traspasar los velos de la esencia
astros fantasmagóricos
me regalan un nombre
y en forma hermética
encierran cuantitativamente
un número de frágiles huesos.
Ahora vivo enfrascada
dentro de una apariencia,
junto al tapiz transitorio que llaman piel,
admirando el cielo soñado
por supremos arcanos celestiales
que intentan tatuar
la medida exacta de mi cuerpo,
sobre los últimos retazos de mi origen,
y ante el indiferente destino
que consagra nuevamente
el sublime ensayo a morir de pie.


Mary Acosta
Del libro inédito "La República de los Tristes"
poemasdemary@hotmail.com