domingo, 24 de octubre de 2010

Carta de Chicha Mariani a la dueña de Clarín



María Isabel Chorobick de Mariani, primera presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, le reclamó por medio de una carta abierta a la empresaria Ernestina Herrera de Noble que deje de obstaculizar la investigación en la que se busca determinar la identidad de las criaturas que adoptó durante la última dictadura y le pide que “coopere con la Justicia”. El mensaje fue en respuesta a un artículo publicado por Clarín en el cual los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera sugirieron que es “cronológicamente imposible” que su clienta sea Clara Anahí Mariani, secuestrada el 24 de noviembre de 1976, porque el trámite de adopción está fechado seis meses antes.
Chicha Mariani recordó que durante la dictadura era “común la emisión de documentación apócrifa y de datos falsos” para encubrir apropiaciones. “Tengo 86 años y no quiero morirme sin reencontrarme con mi nieta, y creo que es posible que Marcela y Clara Anahí sean la misma persona”, escribió Mariani, presidenta de Abuelas hasta 1989 y titular de la Asociación Anahí. “También soy consciente de que tal vez Marcela no sea mi nieta y que sea la nieta de alguna de las mujeres que me acompañaron” en Abuelas de Plaza de Mayo, agregó. “En cualquiera de los dos casos, cuando se conozca la verdad sentiré la satisfacción de que se haya recuperado la identidad y la historia de una joven que aún hoy sigue siendo víctima del daño producido por quienes perpetraron el plan sistemático de robo de bebés”, afirmó.
Un día después de que Mariani manifestara ante el Tribunal Oral Federal 6 su sospecha de que su nieta pueda ser la niña que la empresaria dijo haber encontrado en una caja de zapatos, los abogados Ignacio Padilla y Roxana Piña contestaron en Clarín con la historia oficial sobre las adopciones de la viuda. La versión fue desmentida por los propios testigos de la imputada, detenida en 2002 por el juez Roberto Marquevich por “falsificación de documentos públicos, inserción de datos falsos y uso de documento público falso”, le recordó Mariani en su carta abierta.
“La única manera de comprobar o descartar un vínculo identitario son los análisis genéticos que usted viene obstaculizando desde hace muchos años”, le reprochó. “Por eso le pido, con todo respeto, que si usted quiere demostrar la inexistencia de tal vínculo, coopere con la Justicia y contribuya a que los análisis de sangre se realicen tal como lo establece la ley, sin que las pruebas sean contaminadas y evitando cualquier tipo de artilugio tendiente a evitar el conocimiento de la verdad”, reclamó.
“A modo de ejemplo de la documentación falsa producida con el fin de robar niños”, Mariani le recordó el caso de Paula Logares, quien había nacido en 1976 y fue inscripta por sus apropiadores como nacida dos años después. “La supuesta ‘imposibilidad cronológica’ que se menciona en su diario era de dos años, mucho mayor a seis meses”, destacó. La ex presidenta de Abuelas le recordó a la empresaria que el cruce del ADN de Marcela y Felipe Noble Herrera con todo el banco de datos genéticos “es lo que corresponde porque así lo indica la ley”, y también que la propia viuda de Noble admitió en una carta que publicó en 2003 “la posibilidad de que ellos y sus padres hayan sido víctimas de la represión ilegal”.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/