lunes, 1 de noviembre de 2010

Constanza Carrazco: Mis mayores condolencias a los canallas



Yo, Constanza Carrazco, en mi carácter de ciudadana, brindo mis condolencias a todos los gorilas, a los pro golpistas, a la clase media indignada de Recoleta y Barrio Norte que gustó de salir antes de ayer a tocar bocinas y recibió a censistas brindando con champagne, a los lúmpenes, a todos aquellos que se desayunaron con Clarín durante todo este tiempo, a la oligarquía putrefacta y encubridora, a Ernestina Herrera de Noble, a Héctor Magnetto, a Julio César Cobos, a la izquierda inoperante, a Vilma Ripoll, a los desentendidos que culparon al gobierno de la compañera Cristina Fernández por la muerte de Mariano Ferreyra, a Rosendo Fraga por escribir artículos tan vomitivos, a Mauricio Macri especialmente por dar tanto asco y lástima y llevar una gestión purgante, a los pichones de Fontevecchia, a Darío Gallo, a Nelson Castro, a Magdalena, a Alfredo Leuco, a Alejandro Rozitchner, a mi querido Pepe Eliaschev, a la intelectualidad argentina ex izquierda de los noventa, a Jorge Lanata, a Martín Caparrós, quien presumo debe sufrir hace tiempo un fuerte accidente cerebro vascular, a los que están hartos de oir hablar de la dictadura, a todos los que en 2008 apoyaban al campo y eran bichos de ciudad que entendían poco y nada, a Biolcatti, a De Ángelis, a los que nos llaman negros de mierda, a los que están enamorados de las políticas exteriores y poco comprenden de la nuestra, a los que se llenan la boca con el Subcomandante Marcos y no pueden llegar a comprender que la izquierda posible aquí en nuestra tierra es este gobierno tan maravilloso que tenemos y que tuvimos, a todos los que no supieron para donde disparar y por hijos de mil puta o por mentecatos, de tan izquierdistas que eran se pasaron a la ultra derecha, a todos los que almorzaron con la señora Mirtha Legrand 'de Tinayre', a los que están en contra de que se les aumente el sueldo a los jubilados, a los canallas bestiales que no soportan una asignación universal por hijo, a los que dicen con total naturalidad "estos villeros de mierda", a los que piensan que los limpiavidrios y los cartoneros son el mayor producto de la inseguridad de este país, a los que piensan que habría que exterminarlos, a los que piden más seguridad pero en realidad quieren botas en la calle como en el '76, a los que nos quieren matar a todos. A los que se enorgullecen diciendo que tendrían que torturar y matar a 30.000 más, a los que piensan que los milicos ''se quedaron cortos''....IMPUNES.

Un abrazo especial a todos los déspotas que estuvieron en contra de la Unión Latinoamericana, a los que se fueron a vivir a Estados Unidos y siguen criticando desde allí las políticas argentinas pero llaman a aquella lejana norteamérica ''La Patria'', a la iglesia principal encubridora de los crímenes de lesa humanidad, a los que se asquearon literalmente con la aprobración de ley de matrimonio igualitario, a los hipócritas que se llaman fieles, van a la iglesia y han sido bautizados y mandan a sus mujeres a abortar a un sucucho de mala muerte hasta que se desangren como perras, a ellos también los abrazo por formar parte de la mismísima lacra. A las putas que se asquean cuando ven a una compañera con muchos hijos y dicen ''éstas negras de mierda viven multiplicándose''.

A todos aquellos que fervientemente se autoproclamaron ANTI K pero sin saber específicamente por qué.

A todos ellos mis condolencias, porque ayer los abofeteó fuerte la cruda realidad, la realidad de ver a un pueblo movilizado, con furia, con dolor, con amor, con pasión, CON FUERZA, brindándole el apoyo a ellos, a ella, a quienes nos hicieron renacer como nación, a quienes nos devolvieron la dignidad, la que ustedes no tienen, a ellos que nos devolvieron el orgullo de ser argentinos, de ser nacionales y populares, a ellos los padres de la Patria.

Nosotros nos levantamos, gritamos, nos indignamos, lloramos, nos abrazamos y nos fortalecemos, nosotros no morimos, nadie se murió porque nos quedó un ideal, un legado a seguir, nos quedó la lucha de él, nuestro compañero, siempre, en razón, paz y verdad en justicia y libertad que es...todo lo que más quiero. Me conduelo por ustedes, basuras, porque no les daremos el gusto, porque no les daremos paz, porque hoy más que nunca, por Néstor, 'Padre Nuestro que estás en el cielo', hoy más que nunca compañeros, por él, por ella, por todos....

¡¡Venceremos!!

Constanza Carrazco