martes, 19 de mayo de 2009

Rubén Vedovaldi: Réquiem por el viejo



REQUIEM POR EL VIEJO


"El dolor se dice callando.

Pero me pregunto:
¿qué será de nuestra ciudad, sola de él?
¿qué será de Montevideo, mutilada de él?
Y me pregunto:
¿qué será de nosotros, sin su bondad inexplicable?"


Eduardo Galeano


Mario nuestro que estás en el verso
del amor a la Luz
al dolor de la sombra,
y en el silencio de esta
merdianoche de otoño fresco en mis pagos

cuando todavía estámos haciendo
el duelo por Idea Vilariño,
¿también vos te llevás el bolígrafo
tu primavera rota y recompuesta
en este sur de mayo sin calor?.

Esta tarde en tu casa terminó la agonía
¿Por qué buscar la noticia en la tele,
en la web, en la radio?

los canales seguían en su obsceno comercio
no pararon no sienten,
nadie hablaba de vos
ni de ti

mañana sí
van a vender la consabida necrológica
medio minuto una foto tal vez
para seguir banalizando todo

van a mezclar tu muerte
entre mezquinas encuestas electorales
y peleas por el ratting
y amarillos escándalos de farándula

quizá alguien con algo de memoria
diga que tu muerte
en un aniversario del asesinato de Tupac Amaru
fue tu manera de conmemorar

quizás asocien tu ida
al aniversario del nacimiento
de Augusto Cesar Sandino y
de Bertrand Russell
o no;
vos lo elegiste así,

y por si fuera poco
te vas
en otro aniversario de la muerte
de Anibal Troilo Pichuco
pa' que no faltara el fuelle entre los parches
para ganarle baile a ese salón
de los pasos perdidos por legislar

fuiste un grano en el ano
de aquella ologarquía de estancieros enanos
colorados y blancos y golpistas

egoista de mi
me hubiera gustado que te llevaras
otro triunfo del frente en primera vuelta
tu Frente, viejo.


Pero gracias en serio por la tregua
gracias por la lucha en la calle
codo a codo
gracias por el fuego al alcance de todos
Mario,
por el habla clara del pueblo
por esa constancia


Rubén Vedovaldi