miércoles, 13 de mayo de 2009

Cristina Villanueva: Maceta pintada en blanco blanco



Sobre la filigrana blanca una niña o muñeca o pintura habla, no sé si consigo entenderla. Desde su maceta en el blanco banco que juega sus vacíos con el aire, las hojas le salen como pensamientos dice algo acerca de la vida y la belleza.Me gusta que esté en casa.Es una búsqueda quieta. Le saqué una foto por temor a que un día se rompa. No la podría recuperar, muerto el que la pintó y el que la ideó, ella y yo frágiles, todavía creamos climas. O es ella la que viene del mundo de los sueños y yo sólo me abrazo a la íntima calidez de su barro débil. Sobreviviente de una casa con niños y perros, ahora que estoy sola temo por ella, le saco la foto, le escribo. A lo mejor porque ahora, recién ahora, creo que debe ser verdad ese asunto de la muerte. Es que entre ladridos, gritos, llantos y risas solamente se vive, no se piensa en la vida ni en la muerte.

Cristina Villanueva
libera@arnet.com.ar