miércoles, 13 de mayo de 2009

Arturo Jauretche: Libertad de expresión



Por Arturo Jauretche
Los medios de información y la difusión de ideas están gobernadas, como los precios en el mercado y son también mercaderías.
La prensa nos dice todos los días que su libertad es imprescindible para el desarrollo de la sociedad humana, y nos propone sus beneficios por oposición a los sistemas que la restringen por medio del estatismo.
Pero nos oculta la naturaleza de esa libertad, tan restrictiva como la del Estado, aunque más hipócrita, porque le libre acceso a las fuentes de información no implica la libre discusión, ni la honesta difusión, ya que ese libre acceso se condiciona a los intereses de los grupos dominantes que dan la versión y la difunden.
Mientras los totalitarios reprimen toda información y toda manifestación de la conciencia popular, los cabecillas de la plutocracia impiden, por el manejo organizado de los medios de formación de las ideas, que los pueblos tengan conciencia de sus propios problemas y los resuelvan en función de sus verdaderos intereses.
Grupos capitalistas tienen en sus manos la universidad, la escuela, el libro, el periodismo y la radiotelefonía.
No necesitan recurrir a la violencia para reprimir los estados de conciencia que le son inconvenientes.
Les basta con impedir que ellos se formen.
Esto ocurre aquí y en cualquiera de las llamadas grandes democracias.
Mientras en los países totalitarios el pueblo es un esclavo sin voz ni voto, en los democráticos es un paralítico con la ilusión de la libertad al que las pandillas financieras usurpan la voluntad hablando de sus mandatos.
Proponemos un auténtico ideal democrático.
El sometimiento de las fuerzas de las finanzas al interés colectivo.
El Estado que queremos debe ser fuerte para hacernos libres.

Arturo Jauretche

Extraído de: RED NACIONAL Y POPULAR - nac.pop@velocom.com.ar