domingo, 28 de enero de 2007

Un poema de Silsh

Inocente es la noche

Densa quietud transpiran los canales
cuando lamen escaras de este río.

Impiadoso ritual entre la niebla
corcovea la lunaahogada en sauce y junco.
Sólo mi voz asoma prepotentea reclamar tus ojos.
Eleva su humedad por los maderos
hasta embarrar el aire
frente al rubor naranja del verano.

¿dónde se detendrá la marcha sorda
que me lleva al naufragio?

Hay un olor tan conocido
en esta noche limpia

y sin estrellas.


© Silsh(Silvia Spinazzola)
-Argentina-
silsh@silsh.com.ar
www.silsh.com.ar